Cultura y Espectáculos Ocio

El Jurado trae al Teatro Cervantes su reflexión sobre la justicia y la corrupción

El jurado, de Avanti Teatro

Tras el éxito de su paso por las Naves del Español (Madrid), El Jurado desembarca en Andalucía para impulsar su gira nacional, y lo hace con mucho talento costasoleño en sus filas. Tres de sus intérpretes, Eduardo Velasco, Pepón Nieto y Canco Rodríguez, son malagueños, y la productora que lo ha armado, Avanti Teatro, está conducida por Velasco y Cuca Escribano. También es de la tierra Jesús Durán, autor de la música con la que se redondea el alabado trabajo en la dirección escénica de Andrés Lima. Este fin de semana (viernes 3 y sábado 4 de junio, 20.00 horas, de 11 a 30 euros) se escucharán en el Teatro Cervantes las cuestiones que Avanti, una compañía de directo y transparente mensaje sociopolítico, plantea al espectador y que recordaron hoy sus responsables en rueda de prensa: “¿es justa la justicia?, ¿soy justo yo mismo?, ¿qué habría hecho yo en esta misma situación?”

Eduardo Velasco y Escribano, acompañados por uno de sus coproductores, Pepe Iglesias (Asuntos Culturales), estuvieron esta mañana en el Cervantes junto a Juan Antonio Vigar, director de los teatros Cervantes y Echegaray, para anunciar la llegada del montaje a la ciudad. El jurado, pieza que surge de un texto original del autor Luis Felipe Blasco Vilches inspirado libremente en Doce hombres sin piedad, de Reginald Rose, aterriza en Málaga con el aval de crítica y público obtenido tanto en Madrid, donde hizo temporada del 14 de abril al 15 de mayo, como en la primera parada de su gira nacional, en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, donde estuvo del 19 al 22 de mayo.El Jurado, por ©LuisCastillaLima, uno de los directores más en forma del panorama escénico español, ha contado con un reparto de excepción. Josean Bengoetxea, Víctor Clavijo, Cuca Escribano, Pepón Nieto, Isabel Ordaz, Canco Rodríguez, Luz Valdenebro, Eduardo Velasco y Usun Yoon dan vida a una trama que pivota sobre un político acusado en un gran caso de corrupción. Luis Felipe Blasco Vilches escribió el texto tomando como modelo Doce hombres sin piedad, aunque únicamente conservó la estructura dramática de la obra de Rose. De ello nació un retrato de la sociedad española actual, del funcionamiento de nuestro sistema judicial, y un cuestionamiento del mismo mediante una trama de corrupción política.

A nosotros nos gusta el teatro que genera preguntas, no el que da respuestas. Y al mismo tiempo, estamos montando un espectáculo de entretenimiento, por lo que tenemos que unir ambos aspectos”, comentó esta mañana Velasco. “Y junto a ello, Andrés ha potenciado –añadió Escribanoel clima de thriller y el humor en la puesta en escena, aspectos que ya estaban en el texto de Blasco Vilches”. La obra se sitúa pues dentro de la línea del “teatro social, ideológico, filosófico y, por qué no, político” ya apuntada en anteriores espectáculos por la compañía, que estrenó en el Teatro Echegaray uno de sus proyectos de más largo recorrido por la escena nacional, El profeta loco, y que montó recientemente El encuentro. Si en esos casos se pusieron en solfa, respectivamente, “la religión y el dogma de fe” y “la política y el Estado”, ahora saltan al escenario circular los candentes temas de “la justicia y la moral”, abundaron los dos intérpretes.

En la obra que veremos el fin de semana en el Teatro Cervantes, un político corrupto está inmerso en un largo juicio, sometido a una importante presión mediática, y el jurado popular deberá tomar una decisión: ¿culpable o inocente? La puesta en escena ideada por Lima, con una plataforma giratoria que transmite al espectador un efecto de ‘travelling’, abunda en la tensión y el suspense inherente a la trama. El jurado es un espectáculo teatral en el que la moral viciada de cada uno de sus componentes será puesta de manifiesto, analizada y cuestionada, con el propósito de que el público regrese a casa con un interrogante. No se trata sólo de denunciar la parcialidad de la justicia, sino de sembrar preguntas.

Al frente del diseño de la producción están Eduardo Velasco y Cuca Escribano, bajo la supervisión de Concha Busto, que llevan diseñando la producción más de un año. Al proyecto de El jurado se ha unido un equipo artístico integrado por, entre otros, Beatriz San Juan (dirección de arte y espacio escénico), Jesús Durán (música y espacio sonoro), Paloma de Alba (diseño de vestuario) o Valentín Álvarez (diseño de luces), y una larga nómina de coproductores. Junto a Concha Busto Producciones figuran en el listado 16 Escalones, Galdo Media, Cow Events, Asuntos Culturales, Rovima Producciones y Pedro Hermosilla, y como colaboradores la Conserjería de Cultura de la Junta de Andalucía, el Teatro Cervantes de Málaga y el Patronato de Cultura del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

El Jurado según su autor:

“En Doce hombres sin piedad, de Reginald Rose, un jurado delibera sobre si un joven es culpable o no de asesinar a su padre. Todos están convencidos de que sí salvo uno, cuya duda razonable va impregnando a los demás en un thriller que desnuda aquella sociedad estadounidense. En El jurado el acusado es un político presuntamente corrupto y quienes habrán de decidir el veredicto, ciudadanos cada cual con sus criterios y también con sus prejuicios. A su vez, sobre las tablas, una pregunta: ¿somos capaces de ejercer la misma justicia que exigimos?”

Luis Felipe Blasco Vilches, dramaturgo

La crítica ha dicho:

“Una actualización valiente, decidida y arriesgada de una obra de referencia para la generación Estudio 1

Javier Vallejo, El País

“Un gozo ver y escuchar el grito callado de su moral entre tanta incertidumbre. Tremenda conclusión. Todos están convencidos de la culpabilidad del reo, pero basta que uno de los jurados suscite la duda para que la cosa se enrede y se desencadene la controversia, los enjuagues, los cadáveres en el armario y la basura bajo las alfombras que cada cual, implacable justiciero, oculta”.

Javier Villán, El Mundo

“Intenso thriller judicial que rinde tributo a Doce hombre sin piedad… Andrés Lima sabe sacar punta a los perfiles del conflicto y mantener vivo el ritmo de la función”.

Juan Ignacio García Garzón, ABC

“Es justo felicitar a Avanti, la compañía que lideran Eduardo Velasco y Cuca Escribano, por la valentía demostrada afrontando en estos momentos un proyecto tan ambicioso: nueve buenos actores en escena, un formato impecable, logrado a base de buenos profesionales, y un director -Andrés Lima- que conoce como pocos cómo se mueven el hombre y la mujer de hoy y qué es lo que les hace reaccionar”.

Rosalía Gómez, Diario de Sevilla

“El texto de Luis Felipe Blasco Vilches con los mimbres de Doce hombres sin piedad es un ejemplo más de su genialidad como dramaturgo, ya que traslada a la realidad social española actual la acción de manera impecable y los personajes están muy bien perfilados, además de conjugar con las dosis exactas el humor, el drama y el suspense”.

Alejandro Reche Selas, XYZediciones.com

“Este montaje es un paso más en la trayectoria de Avanti Teatro, que poco a poco se ha convertido en una de las compañías privadas más interesantes y con una clara línea a la hora de concebir sus espectáculos. El binomio Blasco Vilches-Avanti funciona, ya lo hizo en El encuentro, espero que lo haga en futuras colaboraciones y que la compañía no deje escapar a este dramaturgo que tiene tantas cosas que decir y que las dice muy bien. Solo un último deseo: larga vida a Avanti Teatro. Bravo. Si este barco atraca en su ciudad, corran, no se lo pierdan”.

Antonio Rincón-Cano, Sieterevueltas.net

Relacionado

Sin comentarios

Deja una respuesta